La intralogística, una herramienta clave para la gestión de sistemas de producción.

Muchas compañías confían en la implementación de un sistema de almacenaje competente en función de las necesidades de cada proceso.

Tener una intralogística eficiente significa asegurar un funcionamiento óptimo y poder mantener el estándar de calidad en todas las operaciones de los procesos de producción, desde la recepción y almacenamiento de la mercancía hasta su uso o distribución final.

K.Hartwall se ha convertido en el impulsor de una técnica que combina el flujo de material interno de producción, con la logística externa del aprovisionamiento de materiales, mejorando así el entorno de trabajo. Algunas de estas soluciones están patentadas, lo que hace que todo el conjunto de sus productos conduzca a las empresas de cualquier sector industrial a una estandarización 100% Lean.

Cabe destacar que este modelo de gestión siempre estará sujeto a posibles cambios que puedan surgir dentro de los procesos de cada compañía.

Para poner en funcionamiento la intralogística en una cadena de suministro es necesario conocer los productos que intervendrán:

  1. Dollys o carros logísticos
  2. Shelfwagon
  3. Sistema Milk-run o Tren logístico
  4. Sistema Adapterpallet
  5. Vehículos de arrastre

Los dollys o carros logísticos son un elemento indispensable para el transporte del flujo de material y el abastecimiento a la línea ya que con su transporte dinámico se consigue agilizar la distribución de la mercancía. Están diseñados para uso individual o mediante el tren logístico sistema milk-run; con varios formatos estándar de carros 600×400, 600×800, 1200×800, 1200×1000 que evita manipulaciones extras.

Dollys 1200×800

El Shelfwagon de K.hartwall es uno producto muy funcional porque aporta flexibilidad a la hora de realizar el picking. Su uso es muy común en la logística interna y externa para piezas con recambios de medidas inferiores a los estándares mencionados y su lanza de conexión permite acoplarse sin ningún problema al trenecito logístico o Milk-run.

El sistema Milk-run se obtiene gracias al diseño de su lanza de conexión que está integrada en la parte delantera del carro logístico siendo posible enlazarlos entre sí y realizar un sistema de tren logístico optimizado para el abastecimiento en la cadena de suministro. También esta diseñado para ser compatible con el resto de familia de dollys modulares.

Shelfwagon o Carro con estanterías

Por último, destacamos como elemento fundamental de la intralogística y flujo de material el sistema adapterpallet. Se trata de uno de los productos LEAN más innovadores que permiten enlazar la logística interna con la logística externa, pudiendo cargar carros logísticos de 600×400 o 600×800 de manera segura y permitiendo su transporte sin necesidad de realizar otra manipulación de la carga.

Como ejemplo, nuestros clientes de TIER 1 como Bosch o Schneider Electric confían en el sistema Adapterpallet ya que su inclusión ha favorecido tanto en sus niveles de producción y estandarización como en la reducción de costes y stocks aportando un mayor valor añadido a nivel empresarial.

Sistema Adapterpallet

Sistema Adapterpallet

Las vehículos de arrastre como las tractoras eléctricasde arrastre cobran vital importancia ya que son las encargadas de transportar la mercancía de un lado a otro sin apenas esfuerzos por parte del operario y su diseño permite realizar trenes logísticos o Milk-run, abasteciendo a la línea de forma segura y evitando accidentes entre los trabajadores.

En conclusión, podemos decir que, con la integración en las plantas de producción de: carros logísticos, shelfwagon, sistema milk-run o tren logístico, adapterpallet y tractoras eléctricas, se garantiza un control de gestión operacional dentro de una cadena de suministro o almacén, aumentando su productividad y estandarización, disminuyendo los stocks y evitando la manipulación de producto innecesaria.

2019-01-16T08:42:02+00:00